Principal  > La Empresa Familiar Cotiza En La Bolsa - ¿Por Qué Cotizar en Bolsa? ¿Por Qué No?
 Compartir  Versión para impresora  correo electronico

La Empresa Familiar Cotiza En La Bolsa - ¿Por Qué Cotizar en Bolsa? ¿Por Qué No?

Provided by IFC Corporate Governance


Muchas empresas familiares toman la decisión de cotizar en Bolsa en alguna etapa de su vida a fin de poder obtener recursos financieros para la expansión de la empresa o para dar a sus accionistas una forma de vender sus acciones si prefieren cobrarlas. Cotizar en Bolsa es un proceso complejo que requiere una consideración cuidadosa de las alternativas, bastante preparación de la junta directiva y la alta gerencia, y amplio asesoramiento de especialistas externos. Cotizar en Bolsa es también una decisión que ofrece muchas ventajas y desventajas para la empresa familiar. 

1.1. Ventajas de Cotizar en Bolsa para una Empresa Familiar[1]

Cotizar en bolsa puede ofrecer varias ventajas para empresas familiares y sus accionistas, incluyendo:

Mayor Negociabilidad de las Acciones: Esto hace posible que los accionistas de la familia vendan sus acciones al precio predominante de los títulos en el mercado abierto. También hace que sea más fácil para los accionistas usar sus acciones como garantía para obtener préstamos. Como resultado, la mayor negociabilidad de las acciones de la compañía ayuda a reducir problemas familiares, ya que resuelve las necesidades de liquidez para los accionistas que prefieren retener su riqueza en activos distintos de su interés en la compañía.

Mejora de la Posición Financiera de la Compañía: Esto es un resultado directo de vender las acciones de la compañía al público. La posición financiera más fuerte hace que sea más fácil para la compañía buscar préstamos y negociar los plazos de estos préstamos.

Aumento Potencial del Valor de las Acciones: Muchas compañías de propiedad familiar que empezaron a cotizar en Bolsa han visto cómo el precio de sus títulos creció por encima de la estimación inicial hecha por la compañía de banca de inversión. Este aumento del valor se debe, en parte, a que los inversores están dispuestos a pagar un precio más alto por los títulos de la compañía debido a su mayor credibilidad como compañía pública, la mayor negociabilidad de las acciones y la mayor transparencia de las cuentas.

Mayor Visibilidad: Cotizar en Bolsa da a las empresas familiares un mayor prestigio y visibilidad en el mercado. Los mercados tienden a percibir a las compañías públicas como administradas profesionalmente y más transparentes (cuentas auditadas y publicación periódica de estados financieros y datos de desempeño). Como resultado, una empresa familiar que cotiza en Bolsa podría aumentar su visibilidad en el mercado.

1.2. Desventajas de Cotizar en Bolsa para una Empresa Familiar[2]

Cotizar en Bolsa puede presentar también desventajas potenciales para la empresa familiar. Algunas de estas desventajas son:

Pérdida de Privacidad: Este es probablemente el resultado menos bienvenido de cotizar en Bolsa para empresas familiares. Por cierto, una vez que cotiza en Bolsa, la empresa familiar tendrá que revelar más información que antes, incluyendo: estados financieros detallados y otras medidas de desempeño, así como cualquier ventaja otorgada a miembros de la familia.

Pérdida de Autonomía: Esta es una consecuencia de la llegada de nuevos accionistas una vez que la empresa familiar empieza a cotizar en Bolsa. Aún en casos en que la familia permanece como la accionista controladora, los accionistas minoritarios tendrán derechos que harán que sea difícil que los miembros de la familia originales operen sin restricciones.

Mayor Responsabilidad: Las compañías públicas tienen una mayor responsabilidad que sus contrapartes. Por ejemplo, las compañías públicas tienen que asegurarse de que toda la información que brindan a sus accionistas y al mercado sea precisa.

Posibilidad de una Absorción: Si se han emitido suficientes acciones a personas externas durante el proceso de cotizar el Bolsa, podría ser posible que los competidores u otros inversores obtengan el control de la empresa familiar.

Costos Adicionales: El costo inicial de cotizar en Bolsa puede ser sustancial. Algunos de los componentes potenciales de este costo son: comisión del agente, honorarios de auditoría, honorarios legales y los costos de registro. Además, una vez que cotiza en Bolsa, la compañía incurrirá en costos adicionales como honorarios de auditoría, divulgación periódica de costos de información financiera y los honorarios por requisitos de cumplimiento para compañías públicas.


[1] Monica Wagen, “Perspectives on Going Public”, Family Business, Spring 1996; Fred Neubauer and Alden G.Lank, The Family Business: its Governance for Sustainability (Routledge New York, 1998).

[2] Fred Neubauer and Alden G.Lank, The Family Business: its Governance for Sustainability (Routledge New York, 1998).

Copyright © 2016 IFC Corporate Governance.  All Rights Reserved. 

 Compartir  Versión para impresora  correo electronico
Calificaciones (0)
If you are a human, do not fill in this field.
Haz clic en las estrellas para calificar este artículo.
  

 

Comentarios