Principal  > ¿Por qué vale más un peso hoy que mañana?
 Compartir  Versión para impresora  correo electronico

¿Por qué vale más un peso hoy que mañana?

Contenido presentado por Nacional Financiera


¿Por qué vale más un peso el día de hoy que uno mañana?

Una misma cantidad de dinero tiene diferente valor, dependiendo del momento en que se reciba. Para poder tomar decisiones tenemos  que  comparar cantidades de dinero expresadas en los mismos términos, es decir, en el mismo momento en el tiempo.

La relación que existe entre el valor del dinero y el tiempo es uno de los conceptos más importantes para poder administrarlo.

¿Dinero?, ¿para qué?

Toda la gente se siente mejor cuando puede consumir una mayor cantidad de productos y servicios, es decir, tú te sientes más contento si puedes comprar un coche, una casa, si puedes irte de vacaciones o ver una buena película. Pero para poder comprar esos bienes y servicios, es necesario que estén disponibles. Es necesario que se hayan producido primero para después poder consumirlos.

Tú no tienes la capacidad de producir todos los bienes que quieres consumir, no puedes fabricar por tu cuenta, la casa, el coche, el refrigerador, la estufa y todos   aquellos   bienes que deseas, sin embargo, si puedes producir eficientemente algunas clases de productos o servicios, puedes especializarte en producir aquellos bienes en donde tienes alguna ventaja con respecto a los demás, es decir, si eres un carpintero, podrás producir más y mejores sillas que un carnicero que quisiera hacer lo mismo.

Al especializarte en la producción de aquellos bienes en donde eres más eficiente, la cantidad de productos que obtendrás, será mayor a la que necesitas. Esos excedentes, los podrás intercambiar por los otros bienes que deseas.

El trueque es una forma de intercambiar estos bienes y servicios entre dos individuos, pero claramente es un mecanismo muy ineficiente.

Requerirías encontrar a otra persona que quiera exactamente lo que tienes y que tenga exactamente lo que deseas, en el mismo momento.

Con el dinero, el intercambio puede ser mucho más fácil, ya que no necesitas que las necesidades de la otra persona coincidan con las tuyas. El dinero funciona entonces como:

1. Medio de cambio: Se utiliza para comprar bienes y servicios.

2. Medida de valor: En el momento en que se utiliza como medio de cambio se convierte en la base para establecer los precios. Es mucho más fácil fijar el precio de un automóvil en términos de pesos que en términos de granos de sal o de cabezas de ganado.

3. Depósito de valor: Como puede utilizarse para comprar bienes y servicios cuando surja la necesidad, el dinero es una forma de mantener riqueza. No obstante, sabemos que esta capacidad no es perfecta; en la medida en que los precios se incrementan se deteriora la capacidad adquisitiva del dinero, cada vez es menor la cantidad de productos que puedes consumir con el mismo dinero.

Es decir, puedes intercambiar tus productos o servicios por papelitos (billetes), para después utilizarlos en la compra de otros productos o servicios (medio de cambio). El número de billetes que pedirás para vender tu producto, y el que te exigirán para comprar otro, determinará el precio de los productos (medida de valor). Y en la medida que decidas comprar el otro bien un día, una semana o un mes después de la venta de tu producto, el dinero representará el consumo que puedes realizar, sin importar el momento en que decidas hacer tu compra (depósito de valor).

Puedes concluir que las personas obtienen satisfacción o utilidad por el hecho de consumir, y no por mantener dinero por sí mismo. Tú no eres más feliz por tener muchos billetes, sino por el consumo que puedes realizar con los mismos. El fin último es el consumo y el medio es el dinero

¿Cuánto es lo máximo que puedo consumir el día de hoy?

Una vez que te has dado cuenta de que lo que tiene valor es el consumo que puedas realizar y no el dinero por si solo, es necesario que reconozcas cómo puedes distribuir tu consumo a través del tiempo.

Si a las personas les diera lo mismo consumir hoy que mañana, pedirían mañana lo mismo que sacrificarían hoy, o viceversa.

Pero si a todas las personas les diera lo mismo el consumir hoy o mañana, ¿en dónde estaría la motivación para pedir prestado o prestar?

En la vida real siempre existen individuos que quieren consumir más hoy de lo que tienen, y otros que prefieren consumir más mañana de lo que esperan ganar, ya sea porque valoran más el consumo en una fecha determinada, o porque quieren aprovechar oportunidades de inversión que se les presentan.

Esto motiva a que la gente que quiere consumir más hoy, esté dispuesta a premiar, a los que como consecuencia, estén dispuestos a sacrificar su consumo el día de hoy.

Vivimos en un mundo en donde se premia a los que sacrifican el consumo actual en busca de incrementar su consumo futuro

Podemos concluir que es este premio el que motiva a los individuos a dejar de consumir en el presente, porque saben que en el futuro podrán consumir la misma cantidad, más algo adicional.

De tal forma que el tamaño del premio que le ofrezcan a un individuo lo motivará a cambiar sus consumos.

Todo esto nos lleva a reconocer que el valor del consumo no está dado únicamente por la cantidad del mismo, sino también por el momento en que se realiza. Si sabemos que el consumo se puede realizar con dinero, esto nos lleva a que no solamente es el monto del mismo el que le da valor, sino el momento en que se recibe o se gasta

¿Cuánto cuesta el dinero?

Lo máximo que ofrecen por el dinero representa su costo de oportunidad.

Costo de oportunidad sería entonces la cantidad máxima que puedes ganar al emplear tus recursos.

El costo de oportunidad de mantener dinero en el presente, es el interés que podría estar generando.

Podemos concluir que el costo del dinero está medido por su costo de oportunidad, es decir, por la tasa de interés

¿Cómo calculo el valor presente y el valor futuro?

En este momento cabe hacer una aclaración. Trabajaremos sobre el supuesto  de que  no existe riesgo de incumplimiento, es decir, existe completa certeza de que los pagos se van a cumplir, y nadie va a quedar mal con sus compromisos. Vamos a suponer que es igualmente seguro que te presten a ti o al banco.

La fórmula de valor futuro para un periodo de un año quedaría de la siguiente manera:

                                     VP + i x VP = VF 1

 O lo que es lo mismo:               

                                     VP ( 1 + i ) = VF 1                

En donde:     

VP

 = valor presente

i

 =  tasa de interés
VF 1  = valor futuro para el periodo 1
                                                                         
Encontrando la fórmula para calcular el valor presente

VP

 =  VF 1


 (1+i)

Lo máximo que podrías gastar en el presente, sería el valor presente de tus flujos, siempre y cuando no gastes nada en el futuro.

¿Cuánto sería lo máximo que podrías gastar en el futuro?

Lo primero que tendrías que hacer ahora, seria llevar a valor futuro, el dinero que recibes el día de hoy (presente) y después sumarle lo que recibirías dentro de un año.

                              VF 1 = VP (1+i)

Todos los Derechos Reservados © 2016 Nacional Financiera, S.N.C
 Compartir  Versión para impresora  correo electronico
Calificaciones (0)
If you are a human, do not fill in this field.
Haz clic en las estrellas para calificar este artículo.
  

 

Comentarios