Principal  > Liquidez, endeudamiento y rentabilidad
 Compartir  Versión para impresora  correo electronico

Liquidez, endeudamiento y rentabilidad

Contenido presentado por Nacional Financiera


Razones financieras

Uno de los métodos más útiles y más comunes dentro del análisis financiero es el conocido como método de razones financieras, también conocido como método de razones simples.

Este método consiste en "determinar las relaciones existentes entre los diferentes rubros de los estados financieros, para que mediante una correcta interpretación, puedas obtener información acerca del desempeño anterior de la empresa y su postura financiera para el futuro cercano".

Una razón expresa la relación matemática entre dos o más cantidades, de ahí que mediante éstas puedas calcular la relación existente  entre  algunos conceptos de los estados financieros.

Para que las razones tengan algún significado, deben ser determinadas entre dos o más conceptos cuya relación tenga algún significado; de no ser así, estarás perdiendo el tiempo y te crearás confusiones; por ejemplo, no tiene ningún caso determinar la relación que existe entre el rubro de terrenos con el rubro de gastos de administración.

El uso de las razones financieras empieza a cobrar sentido si piensas que mediante ellas puedes encontrar condiciones y tendencias que no pueden ser encontradas si observas individualmente cada uno de sus componentes.

Las razones financieras ayudan a determinar las relaciones existentes entre diferentes rubros de los estados financieros

Al realizar este tipo de análisis, es necesario tener un parámetro de comparación de las razones financieras, por lo que podemos compararlas contra las razones financieras de años anteriores, las razones financieras que resulten de tu planeación o bien las razones financieras de otra empresa de la misma industria y de la misma rama de actividad económica.

Es indispensable saber que lo más importante de este método es el juicio y la inteligencia del analista para interpretar correctamente las razones obtenidas, ya que las razones financieras por si solas no te dicen nada, mientras que una correcta interpretación te puede señalar algunas situaciones claves que merecen una investigación más profunda.

También es necesario que sepas que las razones financieras, como otras herramientas de análisis, están orientadas hacia el futuro, ya que en el presente no podemos tomar decisiones que modifiquen el pasado.

Por ello, es necesario que trates de estimar las condiciones futuras que pueden afectar el éxito de una determinada decisión; tal es el caso de factores económicos (inflación), legales (reformas fiscales), políticos y sociales.

El éxito del análisis financiero depende del criterio y juicio del analista

Cálculo e interpretación de las razones financieras

Para un mejor entendimiento y aplicación de las razones financieras, se han dividido éstas en cuatro grupos principales, dependiendo de los propósitos del análisis, en particular; a continuación, te presentamos esta división:

1. Razones de solvencia. Son las que miden la capacidad de la empresa para cumplir con sus obligaciones de corto plazo.
2. Razones de estabilidad. Miden el grado en que una empresa ha sido financiada mediante deudas.
3. Razones de productividad. Miden la eficiencia con que una empresa utiliza sus recursos.
4. Razones de rentabilidad. Miden la eficacia de la administración de la empresa, la cual se ve reflejada en las utilidades de la empresa.

En seguida, mencionaremos las principales razones que se utilizan dentro de cada grupo de la clasificación y veremos ejemplos de cómo se deben interpretar los resultados.

Razones de solvencia

Las razones de solvencia miden la capacidad de una empresa para cumplir con sus obligaciones de corto plazo

Las principales razones de solvencia son las siguientes:

1. Solvencia circulante. Relaciona el activo circulante con el pasivo a corto plazo de una empresa, con el objeto de conocer si estás en posibilidades de pagar lo que debes en el corto plazo. Si el resultado no es satisfactorio, habrá que pensar en una solución para mejorar tu situación financiera.

Obtener esta razón es muy fácil. Lo único que tenemos que hacer es dividir el activo circulante entre el pasivo circulante o pasivo a corto plazo y nos queda lo siguiente:

1.  Solvencia circulante = activo circulante / pasivo a corto plazo.

2. Prueba del ácido = activo circulante - inventarios / pasivo a corto plazo

Esta razón es un poco más estricta que la anterior. Restar el valor de los inventarios al activo circulante (por considerar la posible dificultad de convertirlos en dinero) evidentemente nos va a dar una razón más pequeña. En estricto sentido, si no restáramos los inventarios, significaría que podríamos pagar nuestras deudas con ellos.

Al obtener esta razón, es necesario también considerar que los inventarios pudieran estar constituidos por productos perecederos, por lo que habría que considerar la utilidad del cálculo de esta razón.

Realmente, es una forma conservadora o pesimista de medir la solvencia de una empresa, pero nunca sabes lo que puede suceder en un futuro, y por ello es recomendable aplicarla.

Como puedes observar, al hablar de solvencia, no trabajamos con el pasivo a largo plazo. La razón principal es que las consideraciones sobre solvencia tienen sentido en el corto plazo (12 meses o menos). Y no en el largo plazo, porque la verdad no sabemos lo que pasará dentro de un año.

Una empresa requiere de solvencia suficiente, pero debemos procurar no tener recursos ociosos o sin invertir

Razones de estabilidad

Una empresa estable es aquella que tiene una buena estructura de capital

Ahora vamos a ver cuál es la situación financiera de la empresa observando la relación entre el dinero que tienen los socios invertido y lo que debe el negocio y en dónde está invertido el dinero.

La utilidad de estas razones radica en que, gracias a ellas, podemos contestar algunas preguntas como las siguientes:

1. ¿La estructura financiera de la empresa (relación pasivo y capital contable) es proporcionada?
2. ¿La estructura financiera está desequilibrada debido a un exceso de pasivos a largo plazo, mientras que el pasivo a corto plazo es muy bajo?
3. ¿Es posible que la empresa pueda endeudarse más?

1. Origen del capital

A) Pasivo total / capital contable
B) Pasivo a corto plazo / capital contable
C) Pasivo a largo plazo / capital contable

Estas dos últimas razones sirven para determinar el posible riesgo de quiebra o de que los acreedores se puedan llegar a quedar con la empresa. Consecuentemente, en caso de que el pasivo a largo plazo sea muy alto y como vimos, la empresa tiene una elevada solvencia circulante, será conveniente evaluar la posibilidad de reestructurar y negociar las deudas de largo plazo para liquidarlas en el corto plazo.

Asimismo, en caso de que el pasivo a corto plazo sea muy alto y, por ello no cuentes con una solvencia adecuada, existe la posibilidad de renegociar las deudas de corto plazo y hacerlas exigibles en el largo plazo, para tener más tiempo de planear y sanear tu empresa.

2. Inversión del capital = activo fijo / capital contable

Esta razón te sirve para determinar si estás invirtiendo adecuadamente tu dinero (por lo menos en activos fijos) o si tienes una inversión muy alta en algunas cosas que están impidiendo el crecimiento de tu negocio. Esta razón muestra cuánto tienes invertido en activos fijos por cada peso que ha invertido cada socio en el negocio.

Asimismo, esta razón te sirve para determinar el porcentaje que de cada peso invertido por los socios en una empresa es utilizado para la adquisición de activos fijos.

Como en la mayoría de las razones, la interpretación de esta razón depende del tipo de empresa que se esté analizando, ya que una empresa industrial puede tener una mayor proporción invertida en activos fijos con respecto al capital contable, que una empresa que sólo comercialice bienes.

3. Valor del capital = capital contable / capital social

Esta razón te sirve para determinar cuántos pesos has ganado por cada peso que has invertido. Se supone que no has retirado nada de utilidades y que las dejaste trabajando en el negocio. Si, por el contrario, retiraste utilidades, entonces la razón cambia, y deberás sumar al capital contable lo que ya retiraste, para saber realmente cuánto has ganado desde que invertiste en el negocio.

Evidentemente, esta relación debe ser superior a uno. De no se así, ello significaría que tu empresa, lejos de generar utilidades, está consumiendo el capital aportado por los socios, y cometiendo errores administrativos, que habrá que investigar para aplicar las medidas correctivas necesarias.

Una empresa deberá evitar el riesgo de caer en manos de sus acreedores y minimizar el costo de financiamiento de sus actividades

Razones de productividad

Una alta razón de productividad significa una utilización eficiente de los recursos de una empresa

1. Análisis del nivel de ventas:

A) Ventas netas / capital contable

Esta razón te ayuda a determinar si lo que estás vendiendo es adecuado considerando el capital invertido en el negocio; es decir, esta razón te indica cuántos pesos de ventas son generados por cada peso de capital propio que tienes invertido en tu negocio.

B) Ventas netas / capital de trabajo

Capital de trabajo es el dinero con que cuenta un negocio para trabajar, y se calcula como la diferencia del activo circulante menos el pasivo a corto plazo.

Razones de rentabilidad

Una empresa rentable es aquella que otorga rendimientos adecuados sobre la inversión considerando el riesgo de la misma

Finalmente, analizaremos uno de los rubros de mayor interés para nosotros como empresarios.

A) Utilidad neta / capital contable

Esta razón nos indica cuántos pesos estamos ganando por cada peso que tenemos invertido en el negocio.

B) Utilidad neta / (pasivo total + capital contable)

Esta razón nos indica cuántos pesos se están generando por cada peso (propio y ajeno) invertido en el negocio.

C) Utilidad neta / ventas netas

Esta razón nos dice cuántos pesos ganamos por cada peso que vendemos. Con ella, nos podemos dar una mejor idea de si las ventas son muy bajas o no. Puede suceder también que aunque venda mucho, de todas maneras se gane poco, en cuyo caso el error seria que tienes costos o gastos muy altos y, por eso, no estás ganando lo que deberías ganar.

Ciclo económico

Otro aspecto importante que se puede analizar mediante el método de razones financieras es la duración del ciclo económico de una empresa.

Se entiende por ciclo económico el proceso de compra de materias primas, transformación, venta y cobro de los bienes o servicios vendidos, por lo que podemos pensar que la duración del ciclo económico es el número de días que transcurren desde que compras tu materia prima hasta que cobras lo que vendes.

Para el cálculo de la duración del ciclo económico, es necesario estimar el número de días que:

Te dan de crédito tus proveedores.
Permanece la materia prima en el almacén de materias primas.
Está tu producto en proceso.
Está el producto terminado en el almacén de productos terminados.
Das de crédito a tus clientes.

Dicho de otra manera, la duración del ciclo económico sirve para determinar cuánto tiempo tienes que financiar tus productos para poder venderlos, ya descontando el tiempo que te financian tus proveedores.

Como te puedes imaginar, el cálculo del número de días que te financian o que permanece el inventario en el almacén o en número de días de crédito que otorgas a tus clientes es muy complicado, por lo que para facilitar el cálculo de la duración del ciclo económico, nos basamos en cifras promedio.

La duración del ciclo económico determina el número de días que una empresa financia sus operaciones desde que adquiere la materia prima hasta que cobra los productos vendidos

Todos los Derechos Reservados © 2014 Nacional Financiera, S.N.C
 Compartir  Versión para impresora  correo electronico
Calificaciones (0)
If you are a human, do not fill in this field.
Haz clic en las estrellas para calificar este artículo.
  

 

Comentarios