Principal  > Producción y costos
 Compartir  Versión para impresora  correo electronico

Producción y costos

Contenido presentado por Nacional Financiera


La producción

La productividad mide la relación entre los insumos y los resultados o productos de una actividad o proceso.

Por ejemplo: habrá más productividad si logramos hacer la misma cantidad de zapatos con menor consumo de piel, gracias a la disminución de desperdicios, a la materia prima de mejor calidad, etcétera. En otras palabras, la productividad mide el rendimiento de las máquinas, de los trabajadores y de los recursos financieros.

Así podemos considerar dos tipos de productividad:

La productividad física: Se refiere a la optimización del empleo de los factores de producción: es decir, la materia prima, maquinaria y mano de obra.

La productividad económica: Se refiere a la optimización del empleo de los recursos financieros; es decir, producir al costo mínimo un producto determinado.

En forma prioritaria, la productividad de una empresa influye decisivamente en las utilidades que se pueden obtener. Al empresario le interesa conocer el grado de productividad de su empresa en relación con el costo que significa. Es decir, desea reducir al mínimo el costo de obtención de un volumen determinado de producción con la finalidad de ampliar sus utilidades. Por ello se dice que la productividad mide cuan bien se emplean en la producción los recursos de capital y mano de obra.

Los procesos productivos pueden estudiarse a partir de las funciones de producción o las de costos. La reducción del costo es un aspecto clave para el logro del objetivo primario de obtención máxima de beneficios.

Producir es reunir una serie de acciones para, mediante un proceso determinado, lograr la obtención de un producto.

A las empresas que se dedican a producir se les llama: Fábrica, Manufacturera, Transformadora, Taller y Planta. Según se las conozca dan a entender un tipo de producción, aunque en muchas ocasiones se confunden y utilizan dos o más denominaciones indistintamente. Lo fundamental es que con la intervención de estas empresas se logra un producto transformado o que se va a llevar a un proceso más avanzado para su utilización o consumo.

En las empresas comerciales que sólo compran para vender, no hay proceso productivo, por lo que no requieren de una organización especial necesaria para las actividades de la producción.

Principios económicos de la producción

La ciencia de la economía centra normalmente su atención en la forma en que el hombre utiliza recursos escasos para producir, distribuir e intercambiar bienes y servicios destinados al consumo.

Los siguientes conceptos económicos serán útiles para comprender mejor los principios económicos de la producción.

Unidad productiva: es una fábrica, taller o conjunto coordinado de instalaciones de producción generalmente localizadas en el mismo sitio.

Empresario: es el que concibe, crea, administra y obtiene utilidades de la unidad productiva.

Economía de escala: consiste en la disminución de los costos unitarios como resultado del aumento de la escala de producción.

Las economías de escala en las fábricas o talleres tienen normalmente una base tecnológica, que llevan a un ahorro real de costos de producción derivado de la:

— Especialización del trabajo.
— Especialización del equipo.
— Especialización de las funciones gerenciales.

Las economías de escala permiten que se logren los objetivos económicos de la producción, es decir:

— Satisfacer la necesidad de subsistencia de la empresa.
— Posibilitar el incremento de utilidades.
— Favorecer los márgenes de competitividad de la empresa.
— Facilitar el desarrollo, crecimiento y cambio de la empresa.

Los costos y la producción

Costo es el valor que se incorpora a un artículo para producirlo u obtenerlo.

Lo que para el proveedor es precio de la materia que vende, se convierte en costo de la misma para el productor. Lo que para el empleado es el salario, se convierte en costo para quien lo emplea.

El costo de los recursos está en relación con la abundancia o escasez de los recursos existentes y con la disponibilidad del satisfactor. Por ejemplo, aunque respirar es una necesidad vital y prioritaria para cualquier ser humano, el hecho de que el aire sea un bien gratuito y de disponibilidad plena para todos hace que el costo sea nulo. En cambio, cuando los recursos son limitados, su obtención, procesamiento y distribución implican gastos que se convierten en costos.

Para el consumidor se cubre el costo si se eligen opciones que maximicen el valor realizado. Es decir, el consumidor no dudará en pagar más por un artículo si éste reúne las características que le satisfacen plenamente.

El costo unitario del artículo está determinado por el proceso de producción. Por ello, es importante que se estudie la productividad de la empresa a fin de determinar si se puede reducir el costo del producto para beneficio de todos.

La administración de la producción permite conocer oportunamente la potencialidad de la empresa, y el control de los costos de producción aumenta las oportunidades de la empresa en el mercado.

Las políticas de producción de la empresa pueden hacer hincapié en alguna de las variables de la producción. Generalmente se considera importante la consideración de la satisfacción del cliente, el cumplimiento de los compromisos adquiridos y la calidad del producto, pero siempre se indica el costo que tendrá la política elegida.

Formas de organización de la producción

Las empresas pueden organizar su equipo o planta productiva de acuerdo con uno de los siguientes sistemas:

Producción supeditada al proceso

Cuando se emplea la misma maquinaria para producir diversos artículos, se organiza la producción por proceso. Es decir, se aprovecha la capacidad del equipo existente, pues lo más importante es tener ocupadas las máquinas a plena capacidad.

Producción supeditada al producto

También conocida como producción en línea. Se utiliza cuando se repiten las mismas

peraciones para la elaboración de los productos. Se aprovecha la especialización que adquiere cada empleado con la repetición constante de la misma actividad. Los materiales pasan directamente de una máquina a la siguiente.

La tendencia general es la de organizar la empresa supeditada al producto, esto es, la tendencia es a establecer la producción en línea porque:

— Reduce el tiempo del procesamiento de los productos.
— Reduce drásticamente los costos.
— Reduce los niveles de inventario de los materiales en proceso.
— Facilita el control sobre las máquinas, los empleados y el flujo continuo de materiales.
— Genera un costo unitario mucho menor.

Políticas de producción

De la estrategia competitiva de la empresa se derivan las políticas de producción. Se trata ante todo de utilizar la potencialidad de la producción para reforzar la competitividad de la empresa. Para ello se determina la administración de la producción.

La secuencia usual en la administración de la producción consiste en:

1. Análisis de la situación competitiva. Se trata de conocer qué están haciendo los demás, con relación a:

Productos.
Mercados.
Políticas.
Canales de distribución.

Así como determinar, con respecto a los competidores, cuál es la situación en cuanto a:

Número
Clase.
Naturaleza.
Tendencias.

2. Análisis de los recursos y habilidades con que cuenta la empresa, instalaciones y sistemas.

Estriba en conocer lo que tenemos o podemos adquirir para competir. En otras palabras, consiste en hacer un inventario de la empresa considerando:

Capacidades.                       Maquinaria.
Recursos.                             Procesos.
Objetivos.                            Capacidades técnicas, etc.
Productos.

2. Elaboración de la estrategia de la empresa.

Consiste en determinar la forma en que podremos competir.

3. Elaborar las políticas de producción.

Se trata de procesar lo que tenemos que lograr en el área de producción. Generalmente esto tiene que considerar:

Costo.                     Tiempo de entrega.
Calidad.                  Cantidad.

Planeación del crecimiento y el cambio en la microindustria

Generalmente en el curso de su desarrollo normal la empresa comienza con una orientación que se enfoca hacia la producción.

El empresario llega a conocer otras áreas importantes y a atenderlas conforme se lo exigen. En ocasiones se percata de la importancia que tienen y orienta las actividades y la estrategia de la empresa en esa dirección. Así puede enfocar la estrategia de la empresa hacia las ventas, las finanzas o la investigación de mercados o tecnología.

Cuando la empresa tiene éxito, el empresario se da cuenta de que debe introducir algunos cambios en la empresa para que pueda crecer adecuadamente. Por lo general, los cambios son impuestos por el mercado de sus productos o servicios; es decir, el cambio es una fuerza que proviene del mercado. Los medios para satisfacer a esta fuerza están en la producción.

La existencia de competidores obliga al empresario a elaborar una estrategia competitiva para su empresa. Esta estrategia consiste en decidir:

— Qué fabricar.
— Qué comprar.
— Cuántas plantas (o explotaciones) debe tener.
— De qué tamaño debe ser cada una.
— Dónde deben estar ubicadas.
— Qué proceso y maquinaria debe adquirir.
— Cuáles elementos clave debe controlar.
— Cómo organizarse administrativamente.

Estas decisiones están directamente relacionadas con los criterios para medir el rendimiento del área de producción.

Criterios para medir el rendimiento de la planificación y control de la producción

Costo de la mano de obra.
Tiempo del ciclo de fabricación.
Utilización del equipo.
Cumplimiento de las fechas de entrega.
Control de inventarios.

Todos estos criterios son importantes y se pueden atender cuidadosamente cuando se planea la distribución de la planta productiva, de manera que se reduzcan al mínimo los desplazamientos de los trabajadores y de los productos en proceso.

Planeación de la distribución de la planta

Una empresa puede tener un crecimiento constante durante muchos años. Por ello conviene planear el crecimiento futuro de la distribución de la planta.

Los plazos más frecuentes que se utilizan cuando se planea el futuro crecimiento de una empresa suelen ser 5 y 10 años.

Al hacer la planeación siempre se hace sin tomar en cuenta la distribución de la planta de la empresa tal y como está ahora. Es decir, se planea una distribución ideal, lo más perfecto que se nos ocurra. Las diferencias entre lo planeado y lo existente pueden ser enormes; sin embargo, a lo largo del tiempo cada vez que se requiera realizar un cambio de maquinaria o equipo, se puede consultar la planeación ideal y acomodar en la localización más conveniente de acuerdo con lo ideal.

Para planear el futuro de la distribución de la planta se necesita determinar:

Las necesidades actuales de espacio
Las necesidades futuras de espacio.
La distribución ideal de la maquinaria y equipo.
Las líneas de flujo de la producción.

Líneas de flujo y espacios de la planta

Las líneas de flujo del material, o sea por donde pasan los materiales cuando son transformados por los procedimientos de producción, suelen ser guías seguras.

Recuerde que el área de producción es donde básicamente se generan las utilidades. En una empresa de transformación, el área de producción es la fundamental. Las demás áreas la apoyan o complementan, pero es en la producción donde radica el logro del propósito principal. Por ello es menester lograr una buena distribución de la planta en el área de producción.

Los espacios que se deben considerar son:

Área de recibo y almacenaje de la materia prima.
Área de almacenaje de productos terminados.
Área de embarque de productos terminados.
Espacio para maquinaria y equipo.
Instalaciones y servicios para los empleados.
Pasillos.
Áreas para basura y desperdicios.

Análisis del procedimiento de producción

Como ya se indicó, las líneas de flujo del material suelen ser guías seguras para planear la distribución de la planta de la empresa.

Para elaborar las líneas de flujo se procede como sigue:

1. Haga una lista de las operaciones de producción.

Se trata de hacer un inventario lo más completo posible de las operaciones que se efectúan en la producción de un artículo o servicio. El criterio fundamental consiste en ser exhaustivo; es decir, no debe olvidarse ninguna acción por breve o sin importancia que parezca.

2. Use diagramas de las operaciones del proceso.

3. Use diagramas de flujo que muestren el desplazamiento dentro de la empresa.

La técnica que permite planear mejor la distribución de la planta productiva se conoce como "Ruta del camino crítico".

Tiene como propósito identificar las operaciones que son fundamentales en un proceso de producción, así como identificar las secuencias que se pueden seguir para llevar a término una fase productiva.

Análisis que apoyan el aumento en la producción

Para aumentar la producción ayuda el análisis del proceso, es decir:

Qué se produce, cuáles son las materias primas iniciales, cómo se transforman, cómo se termina el producto.

La distribución de planta, es decir, cómo están ubicadas las herramientas y el equipo para que se realice el proceso de producción, cómo se distribuyen los empleados en las mesas de trabajo, etcétera.

El flujo. Es decir, por dónde pasa la materia prima en las sucesivas transformaciones del proceso de producción. Cómo ayuda la distribución de planta en el recorrido que efectúa el flujo del proceso de producción.

Los inventarios. Es decir, la adecuada provisión de materia prima para que se aproveche al máximo la capacidad de producción instalada, y se puedan cumplir los compromisos adquiridos con los clientes.

El programa de la producción. Es decir, cuál es el rendimiento que se obtiene de la capacidad instalada, cuáles la actividad que determina el nivel de rendimiento general, cómo incrementar el rendimiento general.

En ocasiones el incremento de la productividad de una empresa depende de factores cuya solución es relativamente sencilla. Casi se puede afirmar que basta con identificar cuál es la actividad que rinde menos dentro del proceso de producción, por qué rinde menos y cuáles serian las soluciones.

Costos

La contabilidad de costos es una parte importante para lograr el éxito en cualquier negocio. Con ella podemos conocer a tiempo si el precio al que vendemos lo que producimos nos permite lograr la obtención de beneficios, luego de cubrir todos los costos de funcionamiento de la empresa.

Los costos nos interesan cuando están relacionados directamente con la productividad de la empresa. Es decir, nos interesa particularmente el análisis de las relaciones entre los costos, los volúmenes de producción y las utilidades.

Clases de costos

Al examinar los costos, se pueden separar en dos grandes rubros: costos fijos y costos variables.

Los costos fijos

Son periódicos. Se suele incurrir en ellos por el simple transcurrir del tiempo.

Cualquiera que sea el volumen de producción que se pretenda lograr no se pueden evitar estos costos.

Los costos variables

Son los que están directamente involucrados con la producción y venta de los artículos, por lo que tienden a variar con el volumen de la producción.

La suma de ambos son los costos totales.

Costos totales = costos fijos + costos variables

El costo unitario

Si los costos totales de la empresa son igual a los costos fijos más los costos variables, no es difícil suponer que el costo total unitario es igual a la suma del costo fijo unitario más el costo variable unitario.

Costo total unitario = costo fijo unitario + costo variable unitario

Estimar el costo total unitario es muy importante, porque consiste en la cotización que se suele hacer para establecer el precio de venta del artículo que se produce. Generalmente se estiman antes de que se realice la producción y entrega de los productos. Por eso se les conoce como costos estándar.

Los costos estándar son los que deben efectuarse en condiciones normales de fabricación del producto. Tienen una importancia destacada en el proceso de planeación de la producción y en el proceso de control, ya que implican una conducta normativa y, señalan cuál debe ser el esfuerzo empleado para lograr lo que debiera ser como propósitos de producción de la empresa.

Los costos estándares dependerán de:

a) El costo de las materias primas.
b) El rendimiento de las materias primas.
c) El costo de los salarios.
d) La eficiencia de la mano de obra.
e) Los beneficios de la especialización productiva.
f) El presupuesto de gastos.

La estimación del costo unitario permite al empresario elaborar presupuestos de operación de la empresa, así como establecer el programa tentativo de producción.

Calculo del costo unitario

El cálculo del costo variable unitario se realiza como se especificó. Si es necesario conviene que lo revise antes de continuar.

El costo fijo unitario se puede efectuar de varias formas.

Se puede tomar el total de los costos fijos realiza- dos el mes anterior. Esta cantidad se divide entre el número de productos elaborados en el mismo mes o por la cantidad de productos que se estima se lograrán producir durante el mes que se programa.

Este es un cálculo del costo fijo unitario muy sencillo y directo. Sin embargo, no es el único tipo de cálculo. Hay otras formas de calcular el costo fijo unitario que son empleadas por la cantidad de información que proporcionan y, las ayudas que proporcionan para el control del rendimiento de los trabajadores.

Punto de equilibrio

El punto de equilibrio de una empresa industrial, es aquel en el que a un determinado nivel de operación, ésta no obtiene utilidades; pero tampoco incurre en pérdidas.

En la práctica, el análisis del punto de equilibrio de una empresa, en función de la información disponible, se realiza considerando un periodo determinado; normalmente del año.

Previo al desarrollo de este aspecto en el ejemplo en cuestión, es necesario tener presentes los conceptos siguientes:

Contribución marginal por unidad

Entendida ésta como, la diferencia entre el precio de venta de la unidad y los costos variables incurridos para producirlo. Se expresa por la relación:

Contribución marginal por unidad = Precio de venta unitario – Costo variable unitario

Punto de equilibrio operativo (PEO) en unidades físicas

Representa la cantidad de unidades físicas que es necesario producir y vender, a fin de alcanzar el nivel de operación de la empresa sin utilidades ni pérdidas. Esta relación se expresa por:


Punto de equilibrio
operativo (PEO)
en unidades física
 = 

                 costos fijos         
 contribución marginal por unidad

                             

Punto de equilibrio operativo (PEO) en unidades monetarias

Resulta de multiplicar el punto de equilibrio operativo en unidades físicas, por el precio de venta unitario. La expresión a considerar es:

Punto de equilibrio
operativo (PEO)
en unidades monetarias

  = 

Punto de equilibrio
operativo (PEO) 
en unidades físicas

Precio de venta
 unitario

 

Su interpretación es similar a la del concepto anterior, considerando únicamente el cambio en la cantidad de unidades, de físicas a monetarias.

Síntesis sobre costos

Por costos se entiende el consumo de recursos, dinero, materiales y trabajo; que se capitalizan en los bienes que aumentan de valor con dichos consumos.

La contabilidad de costos adquiere particular importancia en las empresas que fabrican artículos. En ellas la contabilidad de costos se circunscribe a la función de fabricación, pues es donde mejor se aprecia la transformación de unos bienes por otros.

El devenir de los recursos en el ciclo económico de la empresa; compras, almacenamiento, transformación, transporte, ventas y cobranza; son costos capitalizables. Es decir, son costos que se recuperarán en la fase final del ciclo económico, la de ventas y cobranza, así como también se obtendrá el beneficio correspondiente.

Todos los Derechos Reservados © 2014 Nacional Financiera, S.N.C
 Compartir  Versión para impresora  correo electronico
Calificaciones (3) General  
  • Actualmente 4.7/5 Estrellas.
If you are a human, do not fill in this field.
Haz clic en las estrellas para calificar este artículo.
  

negocios pyme

 

Comentarios