Principal  > El costo de los créditos
 Compartir  Versión para impresora  correo electronico

El costo de los créditos

Contenido presentado por Nacional Financiera


Las condiciones de los créditos

A la señora Ramírez, dueña de un salón de belleza, le ofrecen en su banco dos alternativas de financiamiento: una con fondos de Fomento, para apoyar a empresas como la suya, y la otra con un crédito bancario normal. El gerente del banco, insiste que la señora tome el crédito del banco porque, según dice, la tasa de interés es menor. Le indica que el crédito de Fomento le costará la tasa del TIIE más 6 puntos, en tanto que el banco le ofrece cobrarle la tasa del TIIE más 5 puntos. La señora Ramírez pregunta qué cosa es la TIIE, y el gerente le explica que es la tasa de interés que, refleja en promedio el costo del dinero para el banco; obviamente, para que los bancos hagan negocio deberán colocar sus préstamos a tasas superiores a su costo de captación.

Por ello, los bancos usualmente prestan a TIIE más un determinado número de puntos porcentuales, para cubrir sus gastos administrativos y obtener una utilidad.

La señora Ramírez pregunta si todas las demás condiciones son iguales. El gerente responde que las únicas diferencias son que, para el crédito bancario, deberá pagar una comisión por apertura de crédito del 1% sobre el monto del solicitado; además, le dice que otra diferencia "insignificante" es que, en el crédito bancario normal, los intereses le serán cobrados por adelantado. Pero que aún con estas condiciones a la señora Ramírez le conviene el crédito bancario normal, ya que ofrece menor tasa de interés.

La señora Ramírez se lleva a casa las dos propuestas y desea analizarlas. Supongamos que la tasa TIIE está al 13%. La señora Ramírez está consciente de que esta tasa puede variar, pero para comparar las dos opciones supondrá que se mantiene constante. El monto requerido es de 20 mil pesos y el plazo es de un año; vamos a suponer que, para el crédito de Fomento, tanto los 20 mil del crédito como los intereses se pagan al vencimiento. Para obtener las tasas de interés de cada caso, basta con sumar a la tasa TIIE los puntos indicados en cada alternativa; es decir 13% + 6% = 19% para un caso y 13% + 5% = 18% para el otro.

Para obtener el costo de cada opción, debemos ver cuáles serian los flujos de efectivo en cada caso: crédito de fomento

Monto por recibir al inicio $20,000
Intereses pagaderos al final: $20,000 x 0.19 = 3,800

Entonces al final habría que pagar los 20 mil pesos que nos prestaron, más los intereses:

Monto del crédito  20,000
Intereses + 3,800
Monto a pagar al final  23,800

Con esos elementos podemos obtener el costo de este crédito; para ello, basta con dividir el monto pagado al final entre lo que nos prestaron, y a ese resultado restarle uno:

                                           

23,800 - 1=0.19
20,000

  Para convertir el resultado a porcentaje, lo multiplicamos por cien:

                              0.19 x 100 = 19 por ciento

No debe sorprendemos que el costo obtenido sea igual a la tasa que nos están cobrando, ya que este crédito no tiene condiciones adicionales que encarezcan el crédito.

Ahora, calculemos el costo del crédito bancario; para ello, sigamos el mismo procedimiento, pero incluyendo las condiciones adicionales que impone el banco:

Crédito bancario:

Monto del crédito 20,000
Intereses pagaderos al principio 20,000 x 0.18   3,600
Comisión por apertura 20,000 x 0.01  -   200
Cantidad disponible al principio  16,200

                                            
Aquí, cabe resaltar que la señora Ramírez no recibe los 20 mil pesos, ya que el banco le cobra los intereses por adelantado y la comisión por apertura. Obviamente, al vencimiento, ya no deberá pagar más que los 20 mil pesos, por haber cubierto anticipadamente los intereses.

Entonces, para obtener el costo real del crédito, comparamos la cantidad por pagar al final entre lo que recibiría al principio:

20,000   - 1      

= 0.2346

16,200

 


 
Si deseara recibir 20 mil pesos necesitaría pedir más de 20 mil pesos restados, (24,691.36 en este caso)

Para expresar el resultado en porcentaje, lo multiplicamos por cien:

0.2346 x 100 = 23.46

Entonces, vemos claramente que las condiciones desfavorables del crédito bancario aumentan 5.43 puntos porcentuales la tasa efectiva.

Observamos, pues que, además del plazo y tasa, que son las condiciones más importantes de un crédito, también puede haber otras como: Comisiones, Intereses pagados por adelantado. Reciprocidades (una reciprocidad es el dinero que el banco exige que se mantenga en la cuenta de cheques o invertido en el banco a cambio del otorgamiento del préstamo a una tasa menor a la que nos prestan). Sin embargo, el hecho de dejar de usar esos fondos encarece también el costo del crédito. En el caso de los saldos compensatorios en cuenta de cheques, equivale a pedir prestado a la tasa del banco para dejárselo en la chequera sin intereses.

Esas son las condiciones más usuales a que se sujeta el otorgamiento de los créditos bancarios normales.

El costo del financiamiento y los impuestos

La señora Ramírez ya se dio cuenta de que le conviene el crédito de Fomento. No obstante, la valoración del costo del crédito que acabamos de hacer está incompleta, ya que debemos recordar que falta considerar el ahorro de impuestos y de reparto de utilidades generados por el préstamo.

Para considerar este ahorro, debemos considerar esta cantidad como algo que se resta a la cantidad final que tenemos que pagarle al banco.

Sigamos con el ejemplo de la señora Ramírez, para ver la forma de calcular dichos ahorros. Para ello, nos falta conocer la inflación esperada; supongamos que los pronósticos del gobierno son de un 10% de inflación para los próximos doce meses.

Intereses por pagar    3,800
Porción inflacionaria del crédito   20,000 x 0.10 = 2,000
Intereses por pagar     3,800
Porción inflacionaria del crédito  - 2.000
Excedente deducible de impuestos     1,800

Multiplicamos este resultado por la tasa del impuesto sobre la renta, para obtener el ahorro de impuestos:

Excedente deducible de impuestos    1,800
x La tasa del ISR    x 0.35
Ahorro de impuestos          630
Intereses por pagar    3,800
La tasa de la participación de utilidades   x 0.10
Ahorro en participación de utilidades       380
Ahorro de impuestos    + 630
Ahorro total por la deuda contraída    1,010

Pudimos haber obtenido también ese resultado con la fórmula:

Ahorro de ISR Y PTU =

(Intereses x 0.45) - (préstamo x tasa de inflación x 0.35) = (3,800 x 0.45) - (20,000 x 0.10 x 0.35) = 1,010

Esta cantidad la restamos del monto por pagar al final, que era de 23,800:

                        23,800
                        - 1.010
                        22,790

 Y dividimos esto entre los 20 mil, pesos restando uno al resultado:

              22,790         - 1 = 0.1395, o sea, 13.95 por ciento
              20,000

Fíjate cómo disminuyó del 19% al 13.95% el costo de este crédito por el efecto que tiene el ahorro de impuestos y de participación de utilidades.

La señora Ramírez pudo conocer así el costo real de su préstamo. Esa tasa le es útil, ya que deberá compararla con otras alternativas de financiamiento, eligiendo la que tenga el menor costo de financiamiento. Además, calculando el costo de financiamiento de las demás fuentes a las que pueda recurrir la empresa, se podrá obtener un promedio de sus costos de financiamiento; además, podrá compararla con la tasa de rendimiento de las inversiones que haga la empresa. Obviamente, deberá ser mayor la tasa de rendimiento de los proyectos que la del costo de financiamiento.

Todos los Derechos Reservados © 2014 Nacional Financiera, S.N.C
 Compartir  Versión para impresora  correo electronico
Calificaciones (0)
If you are a human, do not fill in this field.
Haz clic en las estrellas para calificar este artículo.
  

 

Comentarios