Principal  > Punto de equilibrio
 Compartir  Versión para impresora  correo electronico

Punto de equilibrio

Contenido presentado por Nacional Financiera


Introducción

Aquí se presenta la forma adecuada de hacer un análisis de punto de equilibrio.

Calcular el punto de equilibrio es de mucha utilidad en cualquier tipo de negocio ya que, mediante un análisis del comportamiento de los costos que enfrenta una empresa, es posible determinar el nivel de actividad necesario para no tener pérdidas.

El punto de equilibrio es un indicador del nivel mínimo de actividad que debe de tener una empresa.

Gastos y costos

El día que Juan fue a verme para que le dijera cómo fijar el nivel de actividad necesario para no sufrir pérdidas, le expliqué que primero tenía que saber cuál era la diferencia entre un costo y un gasto.

Como sabes, tanto las empresas comerciales, es decir, aquéllas que compran los productos que después venden, como las empresas que prestan servicios o las que producen artículos tienen gastos financieros y gastos de operación (gastos de ventas y gastos de' administración).

Asimismo, aunque no se realice ningún proceso de producción, todas las empresas tienen costos. El costo de una empresa comercial es lo que le cuestan los productos que compra. Mientras que el costo para una empresa que produce bienes es el costo de producción. Para que entiendas mejor, te voy a hacer un dibujo:

  • El costo de los artículos que vende una empresa comercial, está dado por el costo de los artículos que compró.
  • El costo de los artículos que vende una empresa de producción está dado por el costo de producción, es decir por el costo de los materiales y el costo de la mano de obra y los gastos generales de fabricación, necesarios para transformar los materiales en artículos terminados.

Saber esta diferencia es importante ya que se refleja directamente en el Estado de Resultados de una empresa. El costo de ventas de una empresa comercial es lo que le costaron los artículos que vende. Mientras que el costo de ventas de una empresa de producción se determina mediante el informe de costo de producción y ventas.

Sabiendo ya cuáles son los costos y gastos, vamos a contestar nuestra pregunta: ¿qué diferencia hay entre un costo y un gasto? Como te acabo de explicar, los costos se refieren al valor de tus productos, por lo tanto, mientras no los vendas son bienes de tu negocio que permanecen en el almacén y que representan el valor de tus inventarios. Sin embargo, cuando los vendes tienes un ingreso por esa venta y para saber cuál es tu ganancia tienes que restar lo que te costó tenerlos, de los ingresos que obtienes por la venta, llegando así a tu utilidad bruta.

Los gastos, a diferencia de los costos, no representan ningún bien de la empresa sino que se realizan para que ésta opere normalmente. Por ello, los gastos de cada mes se restan de la utilidad bruta para llegar a la utilidad de operación.

Costos y gastos fijos

Siempre vas a tener costos y gastos que tienen el mismo monto total para cualquier nivel de actividad. Esto significa que si una empresa produce o vende un artículo o mil artículos, el total de los costos y gastos fijos no cambia. Lo mismo sucede cuando se trata de una empresa prestadora de servicios, el monto total de los costos y gastos fijos permanece constante sin importar a cuántos clientes atiende.

Los siguientes son ejemplos de costos fijos porque su monto total no cambia al variar el nivel de actividad del negocio:

Renta del local.
Sueldo del encargado.
Luz.
Predial.

Sin embargo, aunque el monto total de los costos y gastos fijos no cambia cuando varían la actividad del negocio, los costos y gastos fijos por unidad sí cambian.

Costos y gastos variables

Los costos y gastos variables aumentan en su totalidad cuando aumenta la cantidad vendida, producida o cuando aumenta el número de servicios prestados, y viceversa. Pero por ejemplo, la comisión que pagas por cada pantalón vendido es la misma y lo que utilizas tanto de materia prima como de mano de obra por cada pantalón fabricado es igual. Eso quiere decir que, por unidad, los costos y gastos variables no cambian.

Lo mismo sucede en una empresa prestadora de servicios, los costos y gastos variables aumentan en su totalidad, cuando aumenta el número de servicios prestados, y viceversa.

Del total de tus costos y gastos una parte va a ser siempre igual, sin importar cuanto vendas, produzcas o cuantos servicios ofrezcas. La otra parte va a cambiar cuando aumente o disminuya la actividad de tu negocio.

Contribución marginal

La contribución marginal es lo que te queda para absorber tus costos y gastos fijos y en su caso, para tener alguna ganancia o utilidad.

Viéndolo de otra forma, dijimos que el total de tus costos y gastos es la suma de todos tus costos y gastos tanto fijos, como variables. Si deseas tener ganancias, el precio de venta de cada artículo debe de ser mayor que el total de tus costos y gastos por cada artículo. Entonces, si a lo que ganas por las ventas le restas nada más los costos y gastos variables de lo que vendiste, te falta restarle los costos y gastos fijos para saber cuánto ganaste.

Para no tener pérdidas es necesario absorber los costos y gastos totales. Por consiguiente, si no quieres perder, lo menos que debes obtener por tus ventas es una cantidad igual a tus costos y gastos totales.

Cuando los costos más los gastos totales son iguales a los ingresos totales, se dice que se está en punto de equilibrio, y eso significa no tener pérdidas pero tampoco tener utilidades.

Punto de equilibrio

Significa que los ingresos totales son iguales a los costos totales. Como la contribución marginal es lo que nos queda, después de absorber los costos y gastos variables, para cubrir los costos y gastos fijos y, en su caso, tener alguna utilidad, vamos a estar en punto de equilibrio, cuando la contribución marginal sea igual a la suma de los costos y gastos fijos. Si sabemos que lo que tenemos para absorber los costos y gastos fijos es la contribución marginal, basta con dividir el total de costos y gastos fijos entre la contribución marginal para obtener el punto de equilibrio. Es posible determinar el punto de equilibrio tanto en pesos como en unidades.

Para estar en punto de equilibrio, la contribución marginal debe ser igual al total de mis costos y gastos fijos. Pero ahora, lo que necesito es que mi contribución marginal sea igual a la suma de mis costos y gastos fijos más la utilidad que deseo tener. Entonces, lo que debo hacer es lo siguiente:

                         Total de costos y gastos fijos + utilidad deseada
                                           Contribución marginal

Todos los Derechos Reservados © 2016 Nacional Financiera, S.N.C
 Compartir  Versión para impresora  correo electronico
Calificaciones (0)
If you are a human, do not fill in this field.
Haz clic en las estrellas para calificar este artículo.
  

 

Comentarios