Principal  > Gratificaciones: cómo ser equitativo
 Compartir  Versión para impresora  correo electronico

Gratificaciones: cómo ser equitativo

Adaptación de contenido original de American Express® OPEN Small Business Network

Las gratificaciones pueden ser una herramienta excelente para motivar, incluso a los empleados de las empresas más pequeñas. Por otra parte, también pueden ser una pérdida de dinero. La diferencia está en la forma de planificarlas y administrarlas.

Las gratificaciones bien administradas pueden reforzar los comportamientos que conduzcan al éxito de su empresa al premiar a las personas por su contribución específica a la organización. Si se distribuyen inadecuadamente, causarán descontento entre los empleados que esperan una gratificación pero que tal vez no estén satisfechos con lo que reciben.

Fije metas

Para sacar el máximo provecho posible de las gratificaciones, relaciónelas con metas claramente establecidas. Una buena ocasión para fijar estas metas es al comienzo del año. Las metas deben ser concretas, alcanzables y cruciales para el crecimiento de su empresa. Los siguientes pasos le permitirán establecer metas adecuadas para las gratificaciones:

  • Fije las metas con los empleados

    Con frecuencia los empleados son la mejor fuente de información acerca de las metas específicas de un cargo que contribuirán a un aumento general de la productividad, el grado de interés o cualquier otra meta comercial. Hacer que los empleados participen en la fijación de metas también eliminará el resentimiento que puede provenir de las metas impuestas por la alta gerencia.

  • Vuelva a evaluar las metas con frecuencia

    Haga esto por lo menos a mediados de año para asegurarse de que las metas todavía tienen sentido y que los empleados están en buen camino. Las grandes empresas tienden a tener metas concretas pero las empresas de menor tamaño dejan pasar esta información sin tomar ninguna acción.

  • Fije metas específicas y mensurables

    Evite fijar metas como "Haga un trabajo mejor", porque una meta general no da instrucciones al empleado respecto de las medidas que debe tomar. Un ejemplo de meta constructiva es "Aumente el tiempo de respuesta a las llamadas de los clientes en un tercio" o "Disminuya los reclamos de los clientes en un 50%".

  • Fije metas que relacionen a los empleados con el éxito de su empresa

    No suponga automáticamente que las gratificaciones deben relacionarse con mayores ventas o incluso con la rentabilidad. Por ejemplo, es posible que en un año determinado sea más importante para su empresa reducir los costos o aumentar la visibilidad. Relacione las gratificaciones con esa meta crucial en lugar de hacerlo con una tradicional.

  • Asegúrese de que las metas de los empleados sean alcanzables

    La mayoría de la gente tiende a establecer metas demasiado altas y esto lleva a la frustración y pérdida de motivación de los empleados en el tiempo, lo que a su vez acaba con el valor de fijar metas.

Otras razones para otorgar gratificaciones

Si no estableció metas con sus empleados en enero pasado, eso no significa que no pueda pagar gratificaciones este año. Hay varias razones por las que podría considerar pagar gratificaciones de fin de año a sus trabajadores. Según Ted A. Hagg de Ableman Management Services, una empresa de consultoría financiera y gerencial con sede en la ciudad de Nueva York para personas y pequeñas empresas, siempre se puede tomar una decisión informada al término del año planteándose las siguientes preguntas:

  • ¿Puedo costear las gratificaciones?

    Es legítimo no estar en condiciones de dar gratificaciones todos los años. Si no tiene ganancias, por ejemplo, no se justifican las gratificaciones.

  • ¿Deseo mantener a mis actuales trabajadores?

    Las gratificaciones son una herramienta para atraer y mantener buenos empleados. Si le preocupa que alguien se vaya a trabajar para la competencia, debe considerar ese factor en su decisión.

No hay reglas rígidas excepto que las gratificaciones deben ser equitativas entre colegas y su otorgamiento siempre se debe justificar con el desempeño. Los empleados seguramente conversarán acerca de las gratificaciones y los pagos que no sean equitativos provocarán rivalidad o quizás juicios.

Al entregar una gratificación, asegúrese de explicar las razones que lo impulsan a hacerlo. Estas razones deben ser objetivas, mensurables y orientadas al desempeño. Al hacerlo, aclare también que una gratificación es un pago extraordinario que tal vez no siempre esté disponible. En la forma más amable posible, recalque el hecho de que los está premiando por los logros de este año y que las gratificaciones se basan en los resultados de la empresa este año solamente.

Matices de las gratificaciones

El fin de año no es el único momento en que se pueden otorgar gratificaciones. Algunos dueños de empresas creen que independientemente de si se otorgan o no gratificaciones, también se deben dar premios periódicos por los trabajos bien hechos. Los contadores las dan con frecuencia al término del período fiscal, otros empresarios las dan al término de un trabajo importante o de una temporada ajetreada para demostrar su agradecimiento por la devoción y el trabajo esforzado de sus empleados.

Incluso una gratificación de apenas USD 50 puede significar mucho para una persona porque demuestra que se reconoce el esfuerzo en su trabajo. Si no cuenta con dinero extra suficiente para este fin, una gratificación pequeña o en forma de tiempo libre puede dar resultado.

Hay quienes creen que dar todas las gratificaciones a fin de año no es una buena idea. Según David H. Bangs Jr., autor de "Smart Steps to Smart Choices" (Pasos inteligentes para tomar decisiones inteligentes) (Upstart Publishing Company), las gratificaciones de fin de año pueden crear el síndrome de 'la mía es mayor que la tuya' en su empresa. Bangs recomienda dar gratificaciones por las metas alcanzadas en el momento en que éstas se logren.

Al distribuir gratificaciones durante el año o a fin de año, no se olvide de las personas entre bastidores que han posibilitado los grandes pedidos, las presentaciones exitosas a los clientes y los viajes. El personal administrativo es clave para que todas las demás funciones de la empresa operen sin dificultad. Prémielos por hacerlo.

Bob Adams, autor de "Adams Streetwise Small Business Start Up" (Cómo crear una pequeña empresa con inteligencia) (1996) y director de Adams Media Corp., colaboró con este texto.


Copyright © 1995-2014, American Express Company. Todos los Derechos Reservados
 Compartir  Versión para impresora  correo electronico
Calificaciones (0)
If you are a human, do not fill in this field.
Haz clic en las estrellas para calificar este artículo.
  

Nomina para PYMES

 

Comentarios